adolescentes y jóvenes: móviles, edad legal y otros asuntos.


Puedo pasar días o semanas sin escribir nada, y otras veces se me acumulan los temas. La vida es así.

Hoy quiero centrarme en algo que he descubierto hace poco y que desconocía. Los móviles, los adolescentes, las redes sociales y la legalidad de las mismas. Como creo que será un tema largo de abordar, y dado a mi imposibilidad de resumir, lo dividiré en varias partes.

Para empezar plantearé una pregunta: ¿tienes hijos? ¿quieres tenerlos? ¿conoces la ley referente a redes sociales? Es importante conocer la legalidad en cuanto a edad, el uso de imágenes, lo que se puede o no se puede hacer con ellas, las apps que podemos tener… porque a veces incurrimos en delitos por desconocimiento.

En España la edad recomendable para tener móvil ronda los 14 años. Pero ¿cuántos chavales conocemos que lo tienen con menos edad, incluso aconsejado por sus propios familiares? Muchos. La edad mínima para tener Whatsapp es de 16. Para tener Facebook es de 14. Alguien me dijo que no había edad mínima en Instagram, pero en su página recomiendan a  partir de 13 años,. “La edad mínima para utilizar los servicios de Twitter es de 13 años, aunque en España debería ser más elevada, concretamente de 14 años, para que no sea necesario el consentimiento de un representante legal”.  Vía: http://www.tecnoxplora.com/redes-sociales/esto-que-firmas-lees-cuando-das-alta-twitter_2013101000004.html

Una persona puede pensar que es una tontería porque la presión social hace que muchos chavales menores de 13 años tengan móviles con acceso a Internet y con algunas de las anteriores aplicaciones. Yo no me voy a meter ni mucho menos en cómo educar a un hijo y lo que hay que hacer, pero al menos creo que es importante conocer estos temas aunque no interesen, porque la preadolescencia y la adolescencia son momentos casi cruciales en nuestra vida, donde marcamos consciente o inconscientemente parte de nuestro futuro. Y la responsabilidad de los padres está ahí, desconozcan o no la ley. Por cierto os dejo el artículo:

Los padres, madres y tutores tienen la obligación legal de velar la intimidad y la imagen del menor. Esta obligación viene recogida en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen. Dejarlos a su libre albedrío supone abandonar esta obligación. Y la reglamentación de protección de datos de carácter personal en España no permite recabar datos de menores de 14 años sin el consentimiento de los padres o tutores.

El uso de las tecnologías avanzadas y las aplicaciones pueden tener muchas ventajas, ver tutoriales en Youtube, aprender idiomas, conocer otras realidades, nos ayudan a crecer y a mejorar. El tema principal que rodea a los adolescentes suele ser la autoestima, por ello necesitan hacerse fotos donde se vean bien, subirlas a distintas aplicaciones y obtener el reconocimiento de los demás. Para no sentirse “bichos raros”, para no estar “fuera de onda”, para no ser el “asocial” de clase. Pero esas fotos pueden influir en un futuro que aparentemente les parezca lejano, y pueden llegar los arrepentimientos. Tampoco es cuestión de hacer un drama, muchos de nosotros tenemos un email de los comienzos que da un poco de vergüencita y lo usamos para las chorradas. Hay que saber quitarle hierro a las cosas. Pero hay fotos y fotos. Y hay bromas y bromas.

Creo que lo mejor es ponerse en situación. En los años 90 no teníamos móviles, pero nos reíamos de los compañeros igual que hace 100 años e igual que ahora. Estaba el gafotas, el gordito, la tabla de planchar, la jirafa, la tetona, el retra, en fin, cada uno teníamos nuestros motes. En muchas ocasiones no pasaba de una mofa absurda que con algo de suerte, al pasar los años iba desapareciendo o desacentuándose. Pero por supuesto que había gente que lo pasaba mal, incluso tuvo que cambiar de instituto. Como no había móviles ni redes sociales por entonces, la persona más o menos podía rehacer su vida en otra zona, o en otro centro.  Era como empezar de cero. Pero ahora está todo en la red. Y esos chavales que sufren ese acoso por parte de los compañeros, al ir a otro centro, si se le investiga un poco al final todo el mundo le conoce por ese “mote” o por ese “defecto” que los demás ven en él/ella. Porque antes se reducía a tu clase o como mucho al cole, pero ahora lo puede saber todos los institutos de tu municipio.

No justifico el “acoso” de antes ni de ahora, pero las repercusiones que hay en pleno siglo XXI no son ni parecidas a las de finales del XX. Y creo que eso es algo muy importante. Sé que los adolescentes reciben “charlas” en institutos y colegios en cuanto al buen uso de las redes sociales, pero ¿y las familias? ¿saben el buen uso de las mismas? ¿conocen con quién hablan sus hijos por la red?

Hay muchos ejemplos y casos bastante graves por Internet, chicos y chicas que aparecen Youtube porque se quieren suicidar, y algunos lo hacen. Creo que recordamos el caso de este vídeo

 

No sé si hay que amargarse la existencia pensando en todos los peligros que hay por la vida, creo que no es eso. Pero tener un mínimo de implicación y responsabilidad. Hay un montón de guías para familias que aconsejan estos usos, pero yo voy a nombrar los que me parecen de sentido común:

  • El ordenador de la casa siempre es mejor que esté en un espacio común, salón o cuarto de estar. No es cuestión de cotillear, es por acompañar al menor a la hora de trabajar con Internet.
  •  Si siempre nos preguntaron nuestros padres “¿con quién sales hoy? ¿a casa de quién vas? ¿dónde vas a estar?” etc, ¿por qué no hacer lo mismo ahora? “¿con quién hablas por Whatsapp? ¿quién te sigue en Instagram? ¿Me enseñas las fotos de facebook de la merienda?” No es ponerse controlador/a, es simplemente saber quién rodea a los hijos. No es ir al mensaje cotilla, es saber qué cosas se envían o qué cosas quieren buscar por la web.
  • Dejar claro mediante el diálogo que siempre que haya insultos por escrito es igual de delictivo que si es en persona, que cuentan con el apoyo de su familia para lo que les pase, o que meterse con alguien está considerado acoso y tiene consecuencias. Lo mismo con las fotos, pero a eso le dedicaré un post otro día.
  • A la hora de añadir a gente desconocida tener muy claro quiénes son, qué edades tienen, si son amigos de amigos o es una cuenta fail. Mantener la privacidad en Instagram, en Facebook, en Twitter, etc, porque se puede y porque los demás no tienen por qué saber lo que escribes, a quién y lo que mandas o las fotos de tu familia.
  • Llevar un móvil al cole es en realidad un poco absurdo, porque están protegidos. Si pasa algo los profesores llamarían inmediatamente a las familias de los menores. Pero la realidad es que sí se los llevan.

Hay familias que alegan “pasar del tema” por desconocimiento, porque no les interesa, porque no saben qué es eso, porque sus hijos les dan mil vueltas, porque les parece aburrido… las excusas son miles. ¿Dejarías a tu hijo salir solo por la noche en una ciudad grande? ¿dejarías que se metiera en un bar con 12 años y pidiera una cerveza? ¿por qué dejar que “ande” solo por la web? ¿por qué no implicarse un poco para lo que pueda pasar? ¿dejarías que tu hija de 12 años quede con un desconocido en un parque sin tu consentimiento? Básicamente eso es lo que pasa cuando dejamos que los jóvenes agreguen a sus redes a personas que no conocen de nada.

 

Me resulta curioso como hay un montón de colectivos, organizaciones, asociaciones de familias, compañeros, amigos, familia… que se preocupan por proteger la infancia de los niños y niñas, que se preocupan por su entorno, por sus relaciones, por lo que hacen o dejan de hacer, y sin embargo cuando llega la adolescencia parece que ya no interesa preocuparse por ellos, parece que ya “tienen” que ser responsables de sus actos. Si un menor comete un delito el que lo paga es su tutor, que a nadie se le olvide. Es una doble moral, “son niños”, “no saben lo que hacen”, “no tienen sexualidad”, “es pronto para saber de esas cosas”, “les queda mucho que aprender todavía”, “son vulnerables”, “no son responsables”; pero luego con 8-10 años les regalamos un móvil de última generación, con acceso a Internet 24horas, sin filtros, ni controles parentales. Sin supervisión, porque ellos “saben más que yo”. Pues aprende de tus hijos que también es gratificante, no saber algo te hace humano, y querer aprender con ellos te hace cercano. Cuando somos adultos y hablamos con otro, nos gusta que nos escuche aunque el tema no le interese nada. Pues con los chavales lo mismo, qué más da si no sé qué es Minecraft, o no sé lo que es un epic vídeo, deja que te muestre sus gustos y acércate a su mundo, porque nos guste o no, es un mundo real que está ahí.

 

En la vida siempre hay opciones para elegir, o nos enfrentamos a los problemas o intentamos resolverlos, o practicamos la pedagogía desde pequeños o cuando sean más mayores lo que sepan no será gracias a sus familias, o nos mostramos cercanos sin agobios o les dejamos por libre que hagan lo que quieran. He visto muchos abuelos aprender a manejar el ratón, a mandar correos electrónicos, a jugar en el ordenador, a navegar por Internet. Si ellos pueden, ¿no van a poder personas entre los 40-60 años? ¿O es que no quieren? ¿O es que da pereza? ¿O es que no lo entienden? Nadie dijo que ser padres fuera fácil, y al final por norma general tan mal no se va haciendo, todas las generaciones aunque digamos lo mismo “estos chavales de ahora…” conseguimos que salgan adelante. Pero sí creo que es un ejercicio de responsabilidad, además para toda la vida. Y como tal puede que resulte más ventajoso para los adolescentes que cada uno ocupemos nuestro lugar. Sólo hay que recordar que hace más o menos tiempo también lo fuimos, también pasamos por sus miedos, sus dudas, sus incoherencias, sus frustraciones, sus cambios de humor, sus tonterías, sus primeros amores… Es cuestión de recordar y acompañar.

 

*Os dejo una guía que habla de todo esto también. http://www.de0a18.net/pdf/doc_tecno_uso_responsable_tecnologia.pdf 

Anuncios

tengo que decir...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

en estos años…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 457 seguidores

lo que se lee

pasaron por aquí

  • 12,547

RSS novedad

  • fugaz es eso que surge del último suspiro de un segundo
    Conocía las estrellas fugaces, de hecho se aproxima una fecha estrella para verlas, y si es en mi pueblo mejor. De lo que no me habían hablado era de los besos fugaces. Besos que te roban sin que te des cuenta, besos que son como sorbos en un estanque al sexto día de caminar. Lentos, […]

publicaciones por fechas

noviembre 2015
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
A %d blogueros les gusta esto: