Hagas lo que hagas, ponte bragas


Me gustaba mucho ver House porque el personaje tenía un carisma único, era audaz, atrevido, y por encima de todo, sincero. Aprendí hace años que en las relaciones no hay que cometer sincericidio, pero tampoco me gusta la mentira. Así que vivo en un impasse continuo entre decir lo que siento u omitir información.

Últimamente he oído muchas cosas. Que aparento menos edad de la que tengo, que soy muy natural (a lo que yo respondo como los desastres), que tengo las cosas claras, que tengo ciertas habilidades, que soy espontánea, que soy divertida, que hablo las cosas como son y no las adorno. Ahora ya no sé qué parte de todo eso es verdad o no. Ha sido un golpe extraño, como despertar de repente de un sueño agradable, del que no quería despertar, y no sólo lo han hecho bruscamente, es que me han dado una buena bofetada.

Soy confiada, un poco ingenua, busco la sencillez de pensamiento para poder entender el comportamiento humano. Pienso que la gente no puede ser tan retorcida, que no son tan estrategas, que jugamos al mismo juego con las mismas reglas. Error. En los juegos de seducción al final uno mira por sí mismo, prevalece no querer sufrir ni pasarlo mal aunque nos perdamos a un ser maravilloso, anteponemos nuestro dogma y racionalizamos cada paso y cada palabra que da el otro sexuado. Es agotador si lo analizas detenidamente. Pero los hay que eligen no dejarse llevar, por miedo a un fracaso, eligen perderse algo bueno que está por llegar con tal de no confirmar que realmente no era tan bueno.

En esto de seducir no hay normas, o más bien hay tantas como personas participen. Cada ser individualizado tiene sus armas y su artillería con la que jugar, porque que a nadie se le olvide que esto es un juego. Sí, a veces puede ser un juego cruel, por supuesto siempre hay heridos, siempre hay bajas, incluso puede haber muertos. Metafóricamente hablando, tranquilos.

Yo he querido jugar con la inocencia y la frescura del desconocimiento. He querido participar en algo que me quedaba tan lejano que apenas recordaba cómo se hacía. He querido subirme al carro de la emoción, de descubrir lo desconocido, de entender al Otro, de analizar comportamientos, de comprender estructuras. Y ha sido como vulgarmente se conoce darme con la primera en la frente. También que mala pata no haberlo visto antes. Pero el tiempo juega conmigo, incluso a veces siento que se descojona de mí.

No pasa nada. Son batallas perdidas en la maldita guerra eterna de los sexos. Jugar a ver quién es más frío, más estratega, más racional, menos impulsivo, menos espontáneo. Adivinar lo que desea el otro es algo que requiere mucho conocimiento sexológico, que ni yo poseo. Así que como para esperar que cualquiera de ellos lo tenga.

Se cierran puertas, se abren otras. Hay dos caminos. Uno, darse de baja, seguir con tu forma natural de relacionarte, esperar que el destino te ponga en contacto con personas más reales, avanzar despacio para que dé tiempo a contemplar el paisaje. Dos, armarte hasta arriba de caretas, coger todos los disfraces que tengas a tu alcance, comprar las mismas armas y jugar al Risk, conquistando de manera superficial territorios nuevos, sin adentrarte a encontrar posibles tesoros preciados, eso no importa. Lo importante es la cuenta, sumar. Y sobre todo no cometer sincericidio.

 

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. J. Rolf
    Nov 20, 2017 @ 11:52:22

    muy buen post! Quizás te guste alguna entrada de mi blog!
    Un saludo

    Responder

  2. IsillaLM
    Nov 20, 2017 @ 23:23:48

    Gracias. Le echaré un ojo

    Responder

tengo que decir...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

en estos años…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 497 seguidores

lo que se lee

pasaron por aquí

  • 14,117

RSS novedad

  • La costumbre del tacto
    Por mi profesión y vida personal, sé que hay personas más adictivas que otras a según qué sustancias. Cuando digo sustancias me refiero a las legales y a las ilegales. Siempre he dicho que más o menos tengo suerte porque no me engancho fácilmente a nada. Ni a nadie. Porque el amor es una droga […]

publicaciones por fechas

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: