Si a día de hoy te llamas feminista, lo que vengo a decir no te va a gustar.

Allá por el año 2000, cuando contaba con 16 años, yo me consideraba feminista. En aquella época conocí a Carol, una estudiante con ideas sobre política bastante claras y afines a las mías. Ella era feminista y si rebusco entre mis conocidas tampoco había nadie más. Al menos declarada.

Lo común por aquél entonces era oír que eran unas reprimidas, la mayoría lesbianas, mojigatas, que follaban poco. Yo reconozco que repetía un discurso político que me caló. Siempre he pensado que las personas no tenemos por qué ser buenas por naturaleza, pero al hombre en concreto como género que eran más malos que las mujeres, que odiaban a las mujeres, que eran violadores en potencia y que una sociedad sin ellos sería mejor. Radical era poco para lo que podrían haberme llamado. Pero sí, era radical porque en el fondo me había quedado con la punta del discurso, con lo fácil, con lo que se queda la gente hoy en día vamos. Es fácil porque no parabas de oír casos de maltrato que hacía que tus tripas se pusieran del revés, con violaciones, con abusos…

Reconozco que no lo leí en ningún libro ni me documenté demasiado acerca del feminismo (yo creía como mucha gente cree hoy que había un feminismo), siempre me ha dado más pereza ir a las fuentes y leer por mí misma, prefiero que alguien que sepa (claro, ahí está el quid, cómo sé que esa persona sabe, de dónde saca lo que sabe, cuenta todo lo que sabe?) me cuente su postura y ver si me convence lo que dice. Y hace 16 años si te interesaba un poco el tema y la política podías obtener mucha información, información con encuestas y datos que quién sabía de dónde habían salido, pero eh, son encuestas, seguro que representan…

Qué pasa con oír lo que la gente dice, que muchas veces oyes su pensamiento, y no teorías ni estudios profundos basados en historias de verdad.

Ahora, 16 años después, puedo declararme feminista, pero no sé muy bien si soy feminista radical, feminista liberal, feminista socialista, feminista materialista, feminista cultural o feminista de la diferencia (seguro que hay muchos más pero a tanto no llego). Ah, que no sabías los tipos de feminismos que hay? Pero entonces cuando te haces llamar feminista, qué defiendes? una ideología? una política? un sentido común? una teoría? Seguro que ni tú misma lo sabes. Tú te has subido al carro del feminismo porque es lo que toca y te quedas tan a gusto, sin hacer una pequeña reflexión interna de qué significa serlo, de con qué postulados estás más de acuerdo y qué criticas de las teorías que no concuerdan con las tuyas. Vamos que estás hoy como yo hace 16 años. No pasa nada, no eres ni más ni menos que el resto de la población. Una pregunta, cuándo te declaras feminista sabrías citarme alguna mujer que haya escrito sobre feminismo y lo haya estudiado? no, lo siento, Barbijaputa no es una referencia del feminismo, aunque hable de él como le dé la republicana gana.

Yo ahora me declaro feminista, después de haber leído un poco más (no mucho, no me las doy de nada) pero lo digo en bajito. Primero porque no soy tan radical como muchas feministas quieren que sea. Segundo porque las que se hacen llamar feministas me dicen que yo no lo soy, debe ser que ellas creen que sólo hay un feminismo y están en la lucha del o estás conmigo o estás contra mí. Tercero porque ahora es una moda, moda impuesta desde las Instituciones, financiado con dinero público. Es una ideología fácil, es como ser del Madrid o del Barça. Y yo que soy bastante tocapelotas pues no me da la gana creer que los hombres (género) son los culpables de todos los males que nos pasan a las mujeres.

Y es que me he dado cuenta de una cosa, que lo fácil es echar la culpa a los hombres, al patriarcado, a la opresión social, o a que soy víctima de todo, con tal de no admitir RESPONSABILIDADES. Sí señoras, porque somos adultas, independientes, liberadas, y responsables de nuestros actos, de lo que decimos y cómo lo decimos. Y si vamos de víctimas por la vida entonces implícitamente está inscrito que somos débiles, que necesitamos protección y que solas no nos valemos. Y me niego a creer eso. Si somos adultas y hacemos con nuestro cuerpo lo que queremos también tendremos que asumir las consecuencias de eso que hacemos o decimos. Y no pensar que es porque vivimos alienadas, oprimidas o que tenemos una venda que no nos deja ver la maldad de los hombres.

Reconozco que admitir que tanto hombres como mujeres somos culpables/responsables de la mayor parte de los problemas sobre todo en pareja, es un ejercicio que requiere madurez, inteligencia, empatía y salirse un poquito de una misma, los psicólogos lo llaman Insight. Muchas charlas sobre cómo detectar síntomas de maltrato (dicen que cotillear un móvil es uno de ellos, perdonen que me parta el culo), mucho escribir sobre casos particulares que no pueden generalizar a la mitad de la población pero nada sobre asumir responsabilidades y darnos cuenta de qué tenemos al otro lado de nuestro careto.

Podría explicar lo que dice cada uno de los feminismos que he nombrado más arriba, pero imagino que si tienes curiosidad lo mirarás por ti misma para saber de lo que hablas. Y ya de paso verás de dónde viene, qué reivindicaban unas y otras, cuál era la lucha de las prosexo y cuál de las antisexo (mayormente lesbianas por cierto) y ya si quieres redondear la cuadratura ponte a ver la bio de algunas escritoras, y entonces entenderás el porqué de su odio perpetuo a los hombres.

Ahora que ya he leído un poco más sobre feminismos, que he oído a expertas darnos clase sobre este tema, me pregunto: ¿soy feminista? ¿qué tipo de feminista soy? ¿qué es lo que quiero realmente de la sociedad?

Para empezar quiero igualdad de oportunidades laborales, quiero poder elegir entre ser directiva de una empresa o quedarme en un puesto de menos responsabilidad, quiero cobrar lo mismo por el mismo trabajo, quiero que se dejen de marcar tanto las diferencias entre sexos y se vea más lo que nos une, quiero que se invente un lenguaje en castellano donde el genérico no acabe en -o, donde todxs nos podamos sentir incluidxs. Quiero que haya mujeres y hombres que decidan libremente cómo vivir su sexualidad, sin que nadie las juzgue, sobre todo sin conocerlas previamente. Quiero relaciones amorosas enmarcadas en la media naranja, y quiero relaciones poliamorosas, donde ambas vivan en armonía, se respeten y no se crean unas mejores que las otras, ni digan cómo ha de ser una relación. Quiero relaciones de amor donde ambos (si es que son dos) jueguen a lo mismo, relaciones donde nadie (NADIE) se meta a opinar si es adecuada o no. Quiero que se deje de usar el machismo para todo, quiero que hagamos un ejercicio de sinceridad hacia nosotrxs mismxs y seamos realistas y consecuentes con nuestras acciones. Quiero que se deje de enmarcar todo y etiquetar como si fuésemos ganado.

Decir que todo maltratador empieza mirando el móvil me recuerda a lo que decían nuestros padres/madres en los 80-90 que se empezaba por un porro y acababas en la heroína. Pues miren había gente que así era, y gente que no. Y no se puede generalizar por algunos casos. Sé sincera, mira a tu alrededor, busca personas de tu entorno que hayan o actualmente vivan en pareja, observa esas relaciones, son todas enfermizas, dañinas, machistas, abusivas, violentas?? Entonces por qué extrapolamos a que TODOS los casos de parejas tienen connotaciones de machismo o de violencia o de acoso o de abuso? Joder que mi círculo de amistades me hizo plantearme si yo era víctima también, hasta que tuve la suerte de conocer un poco más los comportamientos entre hombres y mujeres y vi claramente que no, que no me iba a dejar influenciar por lo que los medios de comunicación y las masas me digan. Es que según algunos feminismos el hombre por el mero echo de ser hombre es un puto violador en potencia porque su sexo en sí es abusivo. Venga por favor, un poco más de criterio.

Ponemos de manifiesto continuamente las diferencias entre sexos perpetuando la guerra que hay entre nosotras y ellos, en lugar de sacar los puntos comunes, que los hay y son muchos. Y ojo que yo no quiero ser igual a un hombre porque no lo soy, y cuando hablo de igualdad hablo de derechos y obligaciones, no de aptitudes, gustos, gestos, etc.

Te propongo un ejercicio. A lo largo del día de hoy busca cosas de color verde, cualquier cosa, busca durante un rato. Seguro que a medida que buscas encuentras muchas más cosas. Pues eso pasa si nos ponemos las gafas del maltrato, que vemos maltrato y maltratadores por todas partes. Que buscamos lo que ahora está de moda “micromachismos” por donde vayamos, es que analizan todo con esas gafas y así no se debería hacer. Es como cuando los negros reclamaban sus derechos, reclamaban ser blancos? o reclamaban tener los mismos derechos que ellos? Y habría negros que cualquier gesto de un blanco lo llamasen racismo, (actualmente seguro que pasa) pero sinceramente no pienso que el blanco por ser blanco sea racista per se.

Estoy segura que si no eres capaz de escuchar lo que te digo me meterás en el saco de las que creen que el porno es bueno, que el lenguaje da igual, que seguro que pienso que las estadísticas mienten… Bueno no me conoces y en un texto es difícil exponer todo un pensamiento. Claro que hay maltrato, que la sociedad es patriarcal, que vivimos en un mundo capitalista donde quien decide es el dinero. Claro que hay hombres que pegan y abusan de mujeres, y que estadísticamente los casos de denuncias de hombres sean prácticamente inexistentes. Pero qué hacemos con los, aunque sean pocos, casos de hombres maltratados, qué hacemos con gays que sufren maltrato por parte de sus parejas, qué hacemos con lesbianas que sufren maltrato. Porque por probabilidad es evidente que casos hay, pero la ley de Género les expulsa, les deja fuera, violencia de género es únicamente la ejercida del hombre a la mujer. Pero que yo sepa el género también puede ser masculino no? Por qué se han adueñado de esa palabra para definir otras cosas? Y qué pasa con las discusiones de pareja? es que siempre hay uno que tiene la culpa de todo y el otro es una víctima cada día, cada minuto y no tiene voz ni voto en esa relación? Y si así es qué hace para evitarlo? Por cierto el tema estadísticas es muy curioso, porque nunca se cuantifican las denuncias falsas de ningún tema. Y como todo en la vida por supuesto que siempre habré gente que se aproveche del sistema, y reconocerlo nos ayudaría a visibilizar las personas que sufren de verdad. Pero eso no quiere decir que porque las haya pensemos que la mayoría son falsas o cosas así, sinceramente no podríamos cuantificarlas porque nadie lo hace, así que ese dato nunca podría ser tomado en cuenta.

Si seguimos con el victimismo nos quedaremos en la superficie del problema, si seguimos feminizando a la sociedad habrá muchos más pagafantas que no se coman un colín. A no ser que la solución de las feministas sea que todas seamos lesbianas, que seguro que las hay que lo piensan…

Es bastante probable que todo esto ocurra por una oleada de puritanismo que nos invade como una plaga desde EEUU allá por los años 80, aquí todo llega más tarde pero llega. Sinceramente creo que las sociedades son pendulares y que o estamos en un extremo o estamos en otro, es una realidad que se puede observar desde hace cientos de años y que yo no me he inventado, ahora nos ha tocado estar en este lado y tendremos que sobrevivir como podamos, igual que lo hemos hecho cuando ha estado del otro lado. Y vivir en un mundo idealizado no hace que sea la realidad, pensar que ningún hombre debería juzgar lo corta que lleva la falda una mujer es educar en libertad, pero realistamente eso es impensable. Y qué hacemos con las mujeres a las que sí les gusta que los hombres las miren, las echamos a la hoguera? o las reeducamos a ellas para que salgan de su obnubilada realidad? o las dejamos vivir tranquilas con sus gustos y particularidades?

Para terminar quiero copiar una frase extraída del libro “El discurso contra la violencia de género: aportaciones y limitaciones para el abordaje de la violencia en pareja” de Lucía González-Mediondo: <<Estoy de acuerdo con Paglia cuando afirma “[gran parte de estas feministas] no han examinado a fondo sus propias creencias. No son intelectuales. En consecuencia, cuando las retas, se vuelven muy emocionales, porque no tienen herramientas para contestarte”>>

<<Y si el Patriarcado nos ofrece el escenario, y las relaciones de género constituyen el guión, la identificación de la sexualidad masculina con la violencia por parte de aquellas facciones feministas que hicieron de lo íntimo y las relaciones eróticas los ejes centrales de su lucha, nos ofrecen el móvil de dicho drama>>.

 

Anuncios

las chicas son guerreras

Dicen en el vídeo “enseñemos a las niñas a pensar”, y yo añadiría: enseñar que la belleza es una moda, dar el valor a todos los cuerpos, que cada persona tiene algo bueno que aportar… Si desde pequeños nos educan en la igualdad, no en ser iguales hombres y mujeres, que no lo somos,, sino en la igualdad de los derechos, en el qué más da con qué juegues, con un balón o una muñeca, si lo importante es pasarlo bien, seguramente crezcan niños y niñas con la mente un poco más abierta y con mayor capacidad de razonar. Me quiere decir el vídeo que debemos hablar con insultos? No, eso es muy básico, es quedarte con la punta del iceberg. Me quiere decir que es su forma de llamar la atención para que captes el mensaje: educarnos en igualdad. Tanto hombres como mujeres han de ser cuidadosos con el lenguaje, los tacos no son un pecado, son palabras que salen cuando nos enfadamos, cuando nos descontrolamos, pues habrá que saber canalizar esa energía por otra parte, y usar eso que parece estar de moda pero que casi nadie pone en práctica: asertividad

El primer día del máster aprendí un concepto bastante revolucionario: HETEROSEXUALIZACIÓN. Lo qué??? Pues aunque ahondaremos en el tema más adelante, es básicamente criar a los hombres como hombres y a las mujeres como mujeres, según las expectativas y presuponer que serán heterosexuales, el mero hecho de ponerle nombre a un bebé o decir si es niño o niña sin saber cómo se siente ya hemos entrado en el juego de la heterosexualización. Pero cuidado, que los homosexuales también heterosexualizan. Probablemente sea la raíz de muchos de los problemas con los que luego crecemos: “lo normal”, “lo común”, “lo que es correcto y lo que no”, “lo que está bien o mal”, “los deseantes y los deseados”. Y yo creo que el vídeo representa bastante bien este concepto, me falta el masculino, pero como siempre o se da por hecho que ellos ya no tienen que luchar, o no es tan viral como el movimiento feminista. Y qué hay que hacer? lo contrario? homosexualizar? (lo contrario de heterosexual es homosexual?) pues mira no, los contrarios lo único que hacen es situarnos en el mismo punto pero por el otro lado. Sexualizar, sin más, aprender que somos seres sexuados y como tal nos comportamos y lo vivimos. 

A veces la verdadera revolución viene de uno mismo, bueno, casi siempre. Cuando uno cambia, cambia el resto. Parecen palabras que se dicen pero que nadie hace; pues tengo ejemplos cercanos que lo demuestran, si cambias tu actitud, si intentas ponerte otras gafas y no ver siempre con las mismas, si te pones por un segundo en el lugar de la otra persona, entonces la rueda del cambio habrá empezado a girar. Y será entonces cuando el resto del mundo cambie. Al revés ni tiene sentido ni es “sano”, porque te dejas la piel en una lucha que te frustra mucho más al no conseguir lo que esperabas. 

Yo tengo un lema que me acompaña siempre: sin límites, sin leyes, no hablo de revolución, hablo de pasar un buen rato juntos. Pues eso.

 

discriminar por razón de género

 

Nos han inculcado desde hace mucho tiempo los peligros de hablar con extraños, sobre todo si son hombres. Una vez fuimos a echar cv a una asociación de mujeres maltratadas y nos dijeron que no admitían hombres. Parece sensato? No voy a entrar en juicios de valor, pero el peligro en la mayoría de los casos viene de dentro.
Mejorar la seguridad, acompañarles con un tutor, hacer seguimiento… pero dejarles fuera por el artículo 33 no me parece una opción.
Nosotras hemos luchado (y seguimos en ello) para que nos dejen entrar en puestos teóricamente masculinos, acaso ellos son menos?
Puede que el principal problema es el miedo generalizado a darle abrazos y caricias a un niño si el que lo hace es un hombre, parece que no está bien visto.
Y luego queremos que ellos sean atentos, educados, cariñosos, comprensivos… pongamos nuestras mentes en orden, eduquemos por igual con el cariño y la comprensión hombres y mujeres, y entonces crecerán chicos que no tengan miedo a expresar sus emociones, que no dudarán en dar un abrazo y que tratarán a hombres y mujeres por igual. La educación es la base de todas las soluciones.

en estos años…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 478 seguidores

lo que se lee

pasaron por aquí

  • 13,547

RSS novedad

  • Hagas lo que hagas, ponte bragas
    Me gustaba mucho ver House porque el personaje tenía un carisma único, era audaz, atrevido, y por encima de todo, sincero. Aprendí hace años que en las relaciones no hay que cometer sincericidio, pero tampoco me gusta la mentira. Así que vivo en un impasse continuo entre decir lo que siento u omitir información. Últimamente […]

publicaciones por fechas

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: